Pequeños productores de frutas y empresarios de la región Cusco, Madre de Dios y Apurímac recibieron una capacitación de Sierra y Selva Exportadora sobre el uso de tecnologías innovadoras en el procesamiento de frutas, a fin de dar valor agregado a las pulpas obtenidas en forma primaria que permitan un abastecimiento permanente para las plantas de procesamiento final y evitar la pérdida del producto por exceso de producción estacional.

Durante la capacitación se informó que las pulpas pueden ser utilizadas en la industria alimentaria para el proceso de producción de yogur, helados, mermeladas y otros, seguido del desarrollo de nuevos emprendimientos para los productores de las zonas alejadas de las grandes ciudades.

Este curso taller, la cual duró dos días, se realizó gracias a un trabajo interinstitucional entre la sede Cusco de Sierra y Selva Exportadora, el Consejo Departamental del Colegio de Ingenieros del Perú – Capítulo de Ingeniería Química, el Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (Senati), la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Directur) y el Gobierno Regional de Cusco a través de la Gerencia de Desarrollo Económico con el Proyecto Piña.

De esa manera en el primer día del curso, realizado en el auditorio de la Dircetur, el especialista de Sierra y Selva Exportadora, Hugo Valdez Osorio, realizó las ponencias “Tecnologías emergentes con productos mínimamente procesados” y “Tecnologías de IV gama para el uso de hotelería y restaurants de comida rápida”. Además, expusieron la gestora de negocios de esta entidad, Luz Marleny Luque Ibarra; la instructora del Senati sede Cusco, Yovana Macedo Paredes; y de la vicepresidenta del Capítulo de Ingeniería Química, Rocío Camacho Vargas.

El segundo día del curso fue práctico y se realizó en el taller de Industrias Alimentarias del SENATI, en donde se realiza la elaboración de pulpas de piña, mango, naranja y plátano. El curso en este lugar tuvo como objetivo dar una orientación en procesamiento primario a los productores de frutas y que estas sean procesadas en sus lugares de origen que le permita una mejor conservación y por consiguiente, eliminar las pérdidas de fruta que actualmente viene sufriendo.

Entre los participantes se encontraron productores de las regiones de Madre de Dios, Cusco, Apurímac; alumnos del Senati; profesores y alumnos de la Universidad San Antonio Abad de la Facultad de Ingeniería Química, Industrias Alimentarias e Ingeniería Agroindustrial; así como de otras universidades de las mencionadas regiones.

Fuente: Agraria.pe

Pin It

Leave a Reply